News

Pautas a tener en cuenta en la alimentación del niño de 0 a 3 años
,

Pautas a tener en cuenta en la alimentación del niño de 0 a 3 años

INTRODUCCIÓN

CBS Pre-School considera la alimentación del niño como un aspecto fundamental dentro de su etapa escolar, puesto que los factores que influyen en su conducta alimentaria dependen tanto de las pautas familiares, como de las adquiridas en el Centro Educativo donde el alumno pasa la mayoría del día.

Al igual que durante la estancia en una Escuela Infantil los niños adquieren nuevos conocimientos, potencian sus habilidades y su desarrollo psicomotriz; también aprenden a relacionarse con la comida, adquiriendo hábitos y costumbres. En CBS Pre-School creemos por ello, que debemos educar y concienciar a los niños desde pequeño a comer bien y a comer de todo, creando hábitos y prácticas alimentarias saludables.

Hoy en día, el comedor es un tema de gran importancia dentro de la población infantil, de ahí que pidamos a los padres que sigan la continuidad de las enseñanzas que proporcionamos en nuestro  comedor y que prueben la mayor variedad de sabores y alimentos con sus hijos, con el fin de educarlos en este sentido, ya que debemos tener en cuenta que tanto en las familias como en la Escuela Infantil viviremos y participaremos en la transición de los alumnos de una alimentación láctea en su primer año de vida, al esquema de alimentación propio que continuará a los largo de toda su vida.

Por ello, una alimentación correcta durante la edad escolar que permita al niño crecer con salud es, sin duda, un objetivo prioritario para vosotros como familias y para nosotros como  educadores, pues cualquier malnutrición, por exceso o por defecto, puede tener repercusiones a corto y largo plazo. Además, en la etapa de Pre-School es cuando comienzan a instaurarse unos hábitos alimentarios que, correctos o no, se mantendrán durante toda la vida. La población infantil es un grupo especialmente vulnerable a desequilibrios nutricionales, pero también especialmente receptivo a cualquier modificación y educación nutricional, por ello hemos hecho del Comedor un espacio formativo de igual importancia que el dedicado a la enseñanza educativa.

FUNCIONES EDUCATIVAS Y OBJETIVOS DEL COMEDOR EN PRE-SCHOOL

El Comedor es un servicio educativo que complementa la labor de enseñanza de nuestra Escuela Infantil y cuyos objetivos a conseguir pueden resumirse en:

  • Promocionar hábitos alimentarios saludables que contribuyan a aumentar el grado de salud de la población escolar (de 1 a 3 años).
  • Proporcionar una comida de calidad tanto desde el punto de vista nutricional, como bajo criterios higiénicos sensoriales y educativos.
  • Promocionar hábitos higiénicos alimentarios y de comportamiento adecuados, así como los aspectos sociales y convivenciales de las comidas.
  • Proporcionar pautas de comportamiento en la mesa, valorando las buenas maneras y fomentando hábitos adecuados.
  • Potenciar la variedad y la identidad gastronómica de la zona, y los aspectos culturales de la alimentación.
  • Desarrollar el compañerismo, el respeto y la tolerancia.
  • Contribuir a la organización de la vida familiar cuando el padre y la madre trabajan.

¿CÓMO FUNCIONA NUESTRO COMEDOR EN CBS PRE-SCHOOL?

Con respecto a la elaboración de las comidas nuestro servicio de comedor es prestado mediante la modalidad de “Línea de Servicio en Caliente” con cocina propia; es decir, en la cocina situada en las instalaciones del CBS, The British School of Seville, tras elaborarse los platos que componen el menú diario mediante procesos de cocción más o menos convencionales, estos se mantienen calientes (a más de 70ºC) hasta su consumo en el comedor de Pre-School sin romper en ningún momento la cadena de calor.

Con respecto al diseño del menú que ofrecemos mensualmente, la Ley 17/2011, de 5 de julio, de Seguridad Alimentaria y Nutrición determina que las personas responsables del Diseño, la Verificación y la Validación de los menús ofertados, deben de tratarse de profesionales con formación acreditada y específica; por lo tanto el menú basal y las dietas especiales a suministrar en nuestro comedor de Pre-School, son autorizadas por el Doctor especialista en Endocrinología y Nutrición D. Antonio Escribano Zafra. 

Los menús ofrecidos por el servicio son iguales para todos los comensales, salvo casos especiales previstos en la normativa: prescripción médica, religión etc. siempre que se justifique con el correspondiente certificado. Ocasionalmente se podrán preparar menús especiales,como son dietas blandas, en caso de indisposición del niño/a, siempre que las familias lo comuniquen con antelación al encargado/a de comedor.

Por otro lado, en los días de salidas extraescolares, el comedor facilitará a los comensales una bolsa de comida con alimentos y bebida. 

¿CÓMO DISEÑAMOS Y ELABORAMOS EL MENÚ?

Elaboramos los platos con productos frescos, tratando de reducir en la medida de nuestras posibilidades los productos procesados. Nos centramos en hacer un menú equilibrado nutricionalmente, muy variado e innovador, y adaptado a los niños con necesidad de dietas especiales, ya sea por motivos de salud o por principios.

También en que los ingredientes que lo compongan sean de primera calidad y sin aditivos alimentarios innecesarios, aunque estos se consideren seguros, (ya que los parámetros que hoy en día se emplean para su aprobación son mucho más exhaustivos que antes),pero preferimos prescindir de ellos, pues de puertas para fuera, se consumen ya con cierta frecuencia.

Los aditivos alimentarios son sustancias que se añaden a los alimentos con varias finalidades, como endulzar o cambiar el color. En la Unión Europea se identifican con la letra E seguida de un número, que figuran en la etiqueta. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) se encarga de evaluar la seguridad de estas sustancias o nuevos usos a los que puedan destinarse. El control sobre el empleo de aditivos es en especial importante para los niños y bebés, y la norma general es que no se utilicen en productos dirigidos de forma específica para menores.

Por eso queremos contarles cuáles son las pautas a tener en cuenta en la alimentación de los niños de 1 a 3 años dentro de esta etapa infantil tan importante.

Entendemos como fundamental el periodo infantil de una persona a la hora de adquirir hábitos saludables relacionados con la alimentación, a la vez que determinante en su crecimiento y desarrollo como individuo. Como escuela infantil con comedor escolar propio sabemos de la importancia de esta etapa que comienza a partir del primer año de vida, en el que los niños ya pueden comenzar a introducir una gran variedad de alimentos en su dieta. Eso sí, esta introducción debería ser progresiva y con cautela, de modo que el niño pueda ir apreciando los nuevos sabores, olores y texturas.

Por eso, la primera pauta es la de adquirir hábitos genéricos. Los niños tienen que aprender a utilizar los diferentes utensilios para ayudarse en las comidas (cuchara, tenedor y cuchillo). Además, hay que promover que mastiquen bien todos los alimentos para que la digestión sea más fácil y evitar que se atraganten.

En segundo lugar, esta etapa es la perfecta para que los niños adquieran pautas de alimentación saludables. Por eso, deberían obviarse chucherías y otros alimentos procesados y poco saludables. Si el niño no se habitúa a ellas, no las pedirá en un futuro.

Por último, destacar que se cree que deberían ser cinco las comidas que se distribuyan a lo largo del día. Entre ellas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

Calorías a lo largo del día en 5 comidas CBS

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA

  • SAL: Se recomienda controlar la sal, y utilizar siempre sal yodada. En el caso de los bebés y durante el primer año de vida es todavía más importante limitar la ingesta de sal por dos motivos: 

1) los riñones de los bebés son todavía inmaduros y no procesan bien el exceso de minerales 

2) empezar a tomar alimentos salados a esta edad determinará que el bebé se acostumbre a este tipo de sabores y continúe buscándolos durante el resto de su vida.

En la elaboración de las comidas de los niños/as hasta los 12 meses no añadimos sal, sólo comenzamos a introducirla en las elaboraciones de los platos enteros y en cantidades muy limitadas

  • GRASAS: No usamos aceite de girasol o de semillas para cocinar; solo usamos aceite de oliva virgen como grasa de preparación de alimentos y aceite de oliva virgen extra para los pures de los bebés y los aliños de las ensaladas.
  • PAN INTEGRAL: No consumimos pan blanco, sólo pan integral y formulado con un 100% de pureza, con ello pretendemos estimular desde la infancia el uso de este tipo de productos; las pastas y los arroces integrales los vamos introduciendo a partir de los 3 años de edad.
  • CONSUMO DE CARNES: Limitamos el consumo de carnes a 1,5 raciones semanales, priorizando el consumo de pescados en la medida de lo posible frente a la carne.
  • FORMAS CULINARIAS: Un mismo producto, por ejemplo de arroz cada semana alternamos su elaboración (hervido, rehogado, salteado…etc) de forma que los niños/as conozcan y se familiaricen con sus diferentes formas de elaboración. Limitamos los procesos de fritura y cada vez que usamos esta forma culinaria, lo hacemos con aceite de girasol alto oleico y vigilando las temperaturas para que nos resulte una fritura rica y saludable.

¿QUÉ ALIMENTOS INCLUIR EN CADA COMIDA?

En primer lugar, hablaremos del desayuno. Se trata de una de las comidas del día más descuidadas según diferentes estudios nutricionales y sobre la que debería actuarse directamente. Generalmente suele omitirse o ser insuficiente o inadecuado. Es un momento del día perfecto para incluir lácteos y cereales, cuanto más naturales, mejor. Entre ellos, galletas integrales, copos de avena o cereales sin azúcar. El lácteo podría ser un vaso de leche entera o bien un yogur.

En cuanto al almuerzo y la merienda, debería optarse por una pieza de fruta que sacie (como el plátano o la manzana) o bien algún bocadillo con jamón y queso bajo en grasas. No se recomienda incluir snacks fritos ni con exceso de azúcar. También es una buena opción los bizcochos y magdalenas caseras siempre que se vigilen los ingredientes y se priorice el uso de harinas integrales y frutas o dátiles para endulzarlos.

La comida y la cena constituyen la parte fundamental de la dieta. En ambos casos, deberían dividirse en primer plato, segundo plato y postre. Se detallan a continuación:

  • El primer plato se compone normalmente de carbohidratos complejos, como pueden ser las verduras, las patatas, las legumbres, el arroz o la pasta integral. La ración varía en el caso de las patatas y las legumbres. En niños hasta el segundo año de vida daremos sólo una patata de tamaño pequeño y medio cazo de legumbres, mientras que de 2 a 3 años optarán por una patata normal y un cazo entero.
  • El segundo plato aporta la proteína necesaria con carne, pescado o huevos. El pescado y los huevos se recomiendan como mínimo tres veces por semana. En cuanto a las raciones, deberían pesar de 20 a 30 gramos de carne y de 30 a 40 gramos de pescado cuando el niño pasa de los 2 años.
  • El postre puede completar la segunda ración de lácteos que se necesitan al día o bien optar por una fruta. Los lácteos pueden ser queso, yogur o cuajada, mientras que la fruta se recomienda que esté cortada en trozos hasta que el niño sea capaz de acostumbrarse a su consumo.

Controlaremos el tamaño de las raciones y los ingredientes dentro del plato para que los niños/as puedan consumir la totalidad del menú y no se queden exclusivamente en el consumo de aquello que les gusta.

 

CBS Pre-School – Centro de Educación Infantil

☎️ 954 788 441
📧 info@cbspreschool.eu
💻 http://cbspreschool.eu/